Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Cambiar el mundo, antes que el mundo nos cambie a nosotros… (Templo de las Coplas. III Semifinal)

Mié, 12/02/2020 - 08:59 -- David Delfín

Las agrupaciones que, desde el Campo de Gibraltar, Almería, Córdoba y Granada, se acercan cada año a nuestro concurso de coplas están, en mi opinión, enriqueciendo nuestra fiesta cantada. Además de los lazos que se crean y consolidan (intérpretes, autores, directores…), al compartir este lenguaje andaluz del carnaval cantado que se ha ido componiendo durante los últimas cuatro décadas (un modo de expresión compartida con el que explicar nuestras cosas particulares y nuestro sentir como andaluces) se ha construido la que, sin duda, es la expresión cultural reciente con más fuerza en Andalucía, por ejemplarizar un manera en común de cantarnos, de igual modo que se trasluce la religiosidad popular con sus particularidades locales o nos expresamos con el habla de cada rincón. Probablemente, el carnaval cantado andaluz ha hecho por la cohesión andaluza tanto como la A-92, la universidad, o los medios de comunicación… ayudando a comprendernos mejor. Esta itinerancia de agrupaciones por los más diversos concursos en Andalucía creo que  traerá muchas bondades en paralelo a la difusión por la red. Y de ello deberían darse cuenta quienes aún recelan de esta expresión, exportada ya a otros rincones donde lo andaluz renace, casi como un milagro de panes y peces culturales.

En el pueblo de San Roque, ya he escuchado con mis orejas, que aquí va a grabar, un programa el conocido Jesús Calleja. […] Por mucho que yo piense, para qué vendrá aquí ese… viene aquí es escalar, todos los badenes que hay, en la calle, calle Eucaliptus. (Fragmento del cuplé En el Pueblo de San Roque. (Chirigota Bajo la Luz de Luna me fumo un Fortuna. San Roque)

Ríete conmigo, y haz que este combate no pierda, que sino verás está noche yo a ti, te pongo contra las cuerdas. (Fragmento de la presentación. Chirigota almeriense Por Mucho que me Gaste no me Duran los Empastes).

Son Málaga y Cádiz tan distintas, pero guardan algo en común, embellecer todo el Sur, de su madre Andalucía. (Fragmento del pasodoble Tú que tienes a Picasso. Chirigota de Tarifa, El Club de los Villanos).

Hoy la murga y la chirigota comparten un mismo formato. Pero esto no siempre fue así. Es conocido que antes de Cañamaque, en los años 30, las chirigotas gaditanas se dominaban murgas, y que este importante autor quiso distanciarse de las murgas callejeras más desenfadas, improvisadas y contundentes en sus mensajes, de aquellas a las que el concurso de coplas en el Falla iría modelando con un sentido más artístico. Una chirigota que, en su siguiente evolución más formal y de la mano que Paco Alba, crearía la modalidad de comparsa que hoy disfrutamos en toda Andalucía durante los años finales de 1950 y durante los años sesenta. Digamos que hoy podríamos denominar murgas a las actuales callejeras y chirigotas a las de mayor exigencia en todos los aspectos. Esa habría sido una evolución lógica. Pero la Historia se escribe como se escribe, y tal vez por eso, en Málaga y Huelva, hicieron su particular alejamiento del estilo de murga (que reconocemos en personajes populares como Bollero, Rojas, en el caso malagueño…) inventándose modalidades más completas y exigentes tanto en disfraz, letras, música, voces… desde la recta final del siglo XIX, denominándose comparsa, rondalla, estudiantina…, además de los coros y orfeones, fruto de la tradición local de grupos corales, y gracias a autores como Antonio Asensi Chicuelo, Francisco Bandera o José Pinazo Conejo

Tú la que tienes tres mil pretendientes. Yo que no espero que me correspondas. Tú la señora de to el occidente. Yo un caricato que viene de Ronda. Tú sin querer con tu ausencia me matas. Yo como un niño con su amor primero. Málaga mía tú siempre tan guapa. Yo que te quiero, te quiero y te quiero. En la calle que es mi circo, mi bandera y mi verdad, donde llega al infinito mi canción de carnaval. Ahora que, por fin, vivimos carnavales libertarios, voy a celebrar contigo tu cuarenta aniversario… (Fragmento del popurrí. Comparsa Los Caricatos).

Nada que no sepamos. Y si en este carnaval, los aficionados, comentamos el empuje en identidad que se observa, ello supone no solo un cambio de tendencia generalizada, sino una forma de elevar la ciudad y sus cosas a partir de la sátira murguista y, en el caso de las comparsas, horadando cimientos (nuestras vanidades) para fortalecerlos y debilitarlos al mismo tiempo. Eso sí, a nuestra manera, como debe ser: entre la crítica feroz y el “nos da lo mismo ocho que ochenta” que decía mi abuela Concha para definir con indudable acierto nuestra condición y, sin olvidar que, si nos atacan y solamente si nos atacan, entonces sí, todos a una como en Fuenteovejuna. Ya saben, como arengaría mi admirado Antonio Carlos Rojas Gallego para anunciar el pasodoble que viene: “Viva Málaga, señores”.  Si bien, lo más sobresaliente de este año, en mi opinión, es el cambio producido también en este amor-crítico tan nuestro: la forma tan clara con la que los autores evidencian que los atacados y los atacantes son las mismas personas, un mismo batallón, seguramente por la etapa tan posmoderna que vivimos en la que todo, absolutamente todo, es discutido.

Tú, la tragicómica ciudad de nuestra farsa, la caricatura más sarcástica y mundana, del hambre de un alcalde por tu carne y por tus huesos, su sed de rascacielos, su avidez de escombros nuevos. ¡Despersonalización! ¡Destrucción! ¡Demolición! Esquelas del esperpento, tu infeliz sepultura, comienza tu corrupción. […] Ciudad sin tripas, cheque en blanco, paraíso sin alma, tasado al contado, sin saber si reír, sin saber si llorar; si es comedia o drama; yo mis ojos cerré y no hirió al corazón. Nuestra farsa. (Fragmento del popurrí. Comparsa Ciudad del Paraíso.

Ahora bien, en relación con esta evolución, es conveniente referir el hecho por el que ahora el carnaval en general y la fiesta de las coplas en particular, ya no es una retórica solo carnavalesca, sino una creación intelectual y estética heredada de quienes la impulsaron durante los años ochenta, la perfeccionaron en los noventa y, especialmente, por parte de todas y todos los autores y directores surgidos desde el inicio de 2000 aproximadamente. Es decir, mientras se hacía mayor este siglo y emergía la nueva ciudad de los grandes museos y las luces de Navidad, de los centros comerciales y los restaurantes temáticos, del puerto y las despedidas de solteros y solteras tan repelentes… que, sin duda, hacen del actual alcalde Francisco de la Torre, un regidor histórico en esta ciudad nuestras tan de inundaciones como de premios Goya… durante la que, en mi opinión, se ha modulado nuestra histórica condición de amor-crítico hacia la variante amor-crítico más ya no me da lo mismo ocho que ochenta, más quien,  responsablemente, advierte y propone alternativas para corregir lo que está pasando en la ciudad y con nuestro malagueñismo.

Ríete conmigo, y haz que este combate no pierda, que sino verás está noche yo a ti, te pongo contra las cuerdas… (Por mucho que me gaste…)

Al escuchar con atención las coplas de este año se observa cómo, además de decir que el parque temático que se ha alzado en las calles del centro histórico, morirá de éxito, también se ofrecen alternativas para que esto no ocurra o qué habría que mejorar. Si el estribillo de la primera comparsa del carnaval recuperado, Blanca y Verde (Fernando Benítez, 1980), advertía: “Que viva Málaga la Bella, el Perchel y la Trinidad, qué lástima de esos barrios, que derribándolos están”; muchas de las letras de este concurso lamentan y denuncian, pero también construyen: otro de los cambios producidos. Un paso más.

Queda prohibido pensar ni un segundo, que nuestros sueños están medio rotos, porque tenemos que cambiar el mundo, antes que el mundo nos cambie a nosotros… (Fragmento de la presentación Comparsa Los Caricatos).

Recuerden, todas las coplas son ejemplares las recoja o no este observador tan atento a los temas locales…

Ni entre las nubes más altas,

ni entre los rayos más leves, ni entre las luces más blandas

Ni entre las lunas más lentas,

ni entre los astros más grandes: yo he visto a Dios en mi tierra

Yo le vi en las camas de hospital

y en sus cabeceros vueltos en altar,

en su vieja estampa desgastada

tomando el pulso a la salud y la enfermedad

Y yo le he visto, relumbrante, en las cadenas

de tantos pechos amarrándose a la vida

Y yo le he visto, compasivo, en los silencios

de tantos rezos susurrados a escondidas

A Dios yo vi entre un pueblo

con sus penas y tormentos,

caminando por las calles

tras su túnica indomable

enredándose a los vientos

A Dios yo vi entre un pueblo

por un alba de claveles,

persiguiendo sus vaivenes

de visita a los enfermos

Y yo le vi

velando el primer amor de los nacimientos,

sanando el adiós amargo de los entierros

de todos sus malagueños

Y yo le vi;

al Dios que custodia el alma a los pobres hombres,

al Dios que habla por su nombre a los hombres pobres;

al Dios humilde y de barrio:

mi Cautivo trinitario.

[Pasodoble]

Y al desgarrado grito de tu nombre, te vi, bastión

Y vi por ti, bastión, por tu memoria y por tu honor

más púrpuras, más verdes las verdades de nuestro escudo;

más púrpuras, más verdes los suspiros de mi pendón

Mi tierra, en LIBERTAD, sé tu PRIMERA,

y al PELIGRO de vivir, sin ser servil, tú libre seas

Sé MUY NOBLE valedora del latido de los siglos sepultados tras tus grietas

Madre MUY LEAL sé tú con los paisanos que bordaran por su cuna tu bandera

Patria MUY HOSPITALARIA sé del que senda en ti abriera,

¡sé del que senda en ti abriera!

MUY BENÉFICA vigía sé en la cruz y el porvenir

MUY ILUSTRE pueblo sé, jamás vulgar, nunca indecente

Sé tú SIEMPRE DENODADA, sé rebelde, sé valiente

¡Sé, CIUDAD! ¡Sé tú por siempre!

¡Sé, mi MÁLAGA, por ti!

[Fragmento del popurrí]

Comparsa CIUDAD DEL PARAÍSO, 2020. Autores: Miguel Gutiérrez y Curro Ruiz Prieto.

Después de quedarte sin coplas y sin sus verdades

después del desengaño.

Después de estar sin carnavales por cuarenta años

por fin volvemos a cantar unidos para celebrar

las cuarenta primaveras de tu carnaval.

Me vanaglorio de tu salud

de ver a gente grande que peleó dejando en el pasado su cruz

y que aquí suenen otra vez tus sones más benditos

los de aquellos Mahomas y de los Tumbaitos.

Mi enhorabuena más sincera por lograr otra vez,

que esta fiesta tenga siempre lo que se merece

y ya me rindo a vuestros pies sabiendo que hay en el Perchel

la santa casa que es la cuna del carnavalero.

Pero con tanta historia, los que te quieren

han olvidado el arte y la pasión que ponen las mujeres.

Es un pecado dejarlas fuera

y tantos hombres para tu pregón y ni una pregonera.

El carnaval sin igualdad

no será nunca un reflejo

de la libertad del pueblo.

Por mucho que Vanesa Martín

tenga el compromiso de cantar el himno

seguimos sabiendo que aquí

se desprecia a las copleras

Por eso rindo este homenaje de forma sincera pero a mi manera

Hoy mi canción y mi copla

suena sólo por vosotras

Aquí está mi mano vamos compañeras.

[Pasodoble]

Comparsa LOS CARICATOS, 2020. Autores: Horacio Calvillo y José Luis Zampaña.

TU QUE TIENES A PICASSO

Y SU ARTE REFLEJADO

EN SUS CUADROS

YO QUE TENGO A ALBERTI

Y SU LINDA POESIA

ESCRITA EN PARRAFO

YO QUE TENGO A BOLONIA

Y TU A LA MALAGUETA

BELLAS PLAYAS

SOL Y SAL

TU UNA ALCAZABA PROTEGIENDO TU CIUDAD

Y YO UNAS RUINAS ROMANAS CERCA DEL MAR

TU UNOS VERDIALES Y YO TENGO EL CARNAVAL

TENGO A TARIFA, TU A MARBELLA

YO A LA JURADO, TU AL BANDERA

TU AL GRAN CHIQUITO Y YO A CAMARON

MALAGUEÑA, MALAGUEÑA, MALAGUEÑA

ASI ES TU ALMA MARINERA

GADITANA, GADITANA, GADITANA

ES MI ALMA SIEMPRE ALEGRE Y TAN RISUEÑA

TU UNA COSTA DEL SOL

CON SABORCITO A ESPETO A VINO Y A ROSCON

LA MIA ALMADRABA CON GUSTO ATUN

YO EL AMARILLO Y TU EL BLANQUIAZUL

YO PICHA, TU BOQUERON

YO UN PASO AL NAZARENO

TU UN TRONO A LA LEGION

SON MALAGA Y CADIZ TAN DISTINTAS

PERO GUARDAN ALGO EN COMUN

EMBELLECER TODO EL SUR

DE SU MADRE ANDALUCIA 

[Pasodoble]

DESDE QUE YO ERA UN NIÑO

Y VEIA LOS PARTIDOS EN CASA

CON MI CÁDIZ EN SEGUNDA

MI SANGRE ANDALUZA SE DESATABA

BUSCANDO EN PRIMERA

UN EQUIPO DE MI TIERRA

VI AL MÁLAGA

ANDALUZ

QUE PELEABA CON GRANDES SIN MIEDO A NA

LA ROSALEDA ERA UN TEMPLO ALGO ESPECIAL

QUE HASTA EL BARCA Y AL MADRID HIZO TEMBLAR

VIBRE CON GOLES DE CATANHA

ME EMOCIONE CON DUDA Y SUS FALTAS

Y EL APOYO DE SU AFICION

EL MÁLAGA EL MÁLAGA EL MÁLAGA

NO ES EL CAPRICHO DE UN JEFE

EL MÁLAGA EL MÁLAGA EL MÁLAGA

NO ES UN BLANQUEO DE DINERO NI INTERESES

MÁLAGA ES MUCHO MÁS

QUE JUGADORES EBRIOS O UN VIDEO SEXUAL

EL MÁLAGA ES UN CLUB QUE SE HIZO RESPETAR

Y NO DE UN JEQUE QUE LO HACE HUMILLAR

Y YO COMO ANDALUZ

ME SIENTO INDIGNADO POR EL TRATO A ESTE CLUB

ASI QUE AL THANY MÁRCHATE A TU TIERRA

QUE EL MÁLAGA Y SU CIUDAD

SE MERECEN DISFRUTAR

DE UN EQUIPO DE PRIMERA

[Pasodoble]

Murga EL CLUB DE LOS VILLANOS, 2020. Autor: Alberto Gamero Rojas.

VALE. David Delfín @carnavalmalaga @vuelo7988

Ilustración. Comparsas Ciudad del Paraíso y Los Caricatos. Eduardo Nieto. Fundación Ciudadana Carnaval de Málaga.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

Toni Vertedor entrevista a los autores de la Murga de Pariente: José Carlos Muñoz Pariente, Tomás García y a su director, Raúl Arribas Buba.

Toni Vertedor entrevista a José del Castillo, Peli; Manuel Jesús Delgado Martín, Kara; y a Juan Luis Leal quien interpreta junto a Sergio González Planes y Fran Romero el pasodoble “Somos cultura” de la comparsa Los Calleheros (2017) original de F

Videos del programa Carnavaleando TV. I Temporada 2017-18 con Toni Vertedor y producción de Antonio Romero. Programa dedicado a la Murga de Merchan, disponible en el siguiente enlace:

La Fundación Ciudadana Carnaval de Málaga ha presentado el cartel oficial del Carnaval de Málaga 2020, que tendrá lugar entre el 21 de febrero y el 1 de marzo, y que ha sido realizado por el diseñador y director malagueño Carlos Murante.

Un grupo, expresamente formado para esta efeméride, actuó durante más de una hora recordando coplas de las cuatro décadas de la recuperación de la fiesta