Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Con el color del Picasso.

Sáb, 05/01/2008 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com




Con el color de Picasso

(Diario La Opinión de Málaga, 5 de febrero de 2004)

 

Picasso ha vuelto a casa. Sobre el oscuro del teatro Cervantes se proyectan imágenes de un niño y una ciudad... La luz que vio Pablo al nacer, la magia que lo hizo pintor, la diste tú (málaga azul), mientras suenan los primeros acordes de la comparsa de Alhaurín El Grande, Los Pioneros... Ese mismo color de Picasso al pintar, hoy te vengo a traer, carnaval. Se ilumina la escena y de un grandioso cuadro salen diecisiete personajes disfrazados de una sola estética picassiana creada por el gran Rafael Ríos. Con el color de Picasso, enamorarte quisiera; Málaga, con emoción, yo llevo en mi corazón, a tu gente y tu bandera. El autor de las coplas, Ignacio López Soriano, recrea en los pasodobles su particular visión de algunas obras del pintor. Sobre la reproducción de El Guitarrista Ciego (1903) se denuncia la soledad en que viven muchos ancianos. A partir de Los Tres Músicos (1921) se anhela la grandeza del carnaval. El Viejo Judío de 1903, servirá para recordarnos algunos males de nuestra sociedad y, entre ellos, el racismo.  Los Volatineros (1905), familia de saltimbanquis que el autor sitúa en la magia del circo de su propia niñez. En la crónica del popurrí se relatarán los primeros años del pintor... Cuenta, que en la Plaza de la Merced, un niño vino a nacer, para dar orgullo a esta tierra bendita... cuenta, que a los diez años lloró, cuando su casa dejó... Paso breve por La Coruña, para después arraigar, en tierras de Cataluña... En noches sin fin, del Paralelo, entre humo y carmín, nace un anhelo: ir a París y, en Montparnasse, entre mil genios, hacerse uno más... Pintó de azul y de rosa, miserias que conoció... que allá en París, gozó y sufrió; en la bohemia, hasta que al fin, Pablo triunfó. El arte cambió... La mañana en que fue inaugurado el museo y en los días siguientes, durante los que no se habló de otra cosa, nadie recordó esta fenomenal comparsa disfraza con el alma del pintor. Carnaval de 1994. Para que nadie la olvide, aquí -al menos- la recuerdo yo. Del color de Picasso, los sueños de un arlequín, fueron tiñendo los pasos, por los que vuelvo a Alhaurín.  

 

©  David Delfín

Martes de Carnaval
por Jorge Salinas

Tras la muerte del genio de la Calzada. Tras el inmenso vacío humorístico de una generación que entre frases lapidarias, comparaciones elevadas del humor absurdo y vocablos inventados que hacían de lo cotidiano una pausa para escuchar el sonido más bonito de la creación que es la risa, reside un pensamiento que quiero compartir con vosotros.

Cada vez el termino posmodernidad aparece con asiduidad para nombrar a la época en la que nos ha tocado vivir. La posmodernidad se debe a unos principios básicos fáciles de entender por todos. Redes sociales y Big data son el sustento de un periodo histórico que poco a poco se va adentrando en este siglo XXI. El acceso rápido a la información, la libertad de opinión. La propaganda. Las fake news, bots y corrientes de opinión mueven a un mundo que está constantemente en tensión sin llegar a romperse nunca.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

La comparsa de José Antonio Pino y Manuel Navarro se estrenó en el Gran Teatro Falla de Cádiz con una actuación muy destacable. Enhorabuena!

El Carnaval de Málaga se presenta en FITUR2018 como el gran reclamo turístico de la temporada baja con la representación de la murga ganadora en el concurso de 2017, el grupo de Muñoz Pariente, Tomás García y Raúl Arribas, que este año se presenta

Siete ediciones de La Previa marcan el punto de partida del Carnaval 2018.

Fallo del jurado del COAC Málaga 2017 con las Agrupaciones que participarán en las Semifinales del Concurso, desde el domingo 12 al miércoles 15 en el Teatro Cervantes.

MURGAS:

Durante los últimos años ochenta comenzaría a recolectarse cuanto previamente se había sembrado.

A mediados de los años ochenta todos éramos andaluces del futuro.  La generación que venía de protagonizar la Transición había asumido una condición relevante mientras el entorno se transformaba sin tregua ni descanso, y el futuro ya no era el día