Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

El Bollero.

Sáb, 05/01/2008 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com




El Bollero

(Diario La Opinión de Málaga, 15 de febrero de 2003)

 

De su casa de calle Hurtado sale con su murga, carnaval de 1928, mientras resuena el trasiego de los vecinos que no es la quiebra por donde hoy paseamos entre edificios que se desmoronan y otros nuevos que se alzan: barrio del Molinillo, por donde tal vez el célebre murguista intuiría que no podía seguir entonando sólo coplillas graciosas o pícaras, y que debía componer otras que denunciaran los efectos de una época que se desmoronaba y las consecuencias previsibles de la que comenzaba a erigirse: La II República. Entonces llegarían sus coplas menos recordadas, pero sin duda las mejores por su acierto en provocar la risa con el lápiz de la ironía, o la crudeza y el afán de justicia con versos y tonadas sencillas, que acrecentaron su popularidad como murguista capaz no sólo de hacer reír, sino de hacer pensar. Llegaría el tiempo de la hambre y el murguista guardaría silencio, sin duda más ocupado en cómo salir adelante que en escribir coplas para un carnaval prohibido: años cuarenta. Escribo estas líneas, y aún resuena la voz de mi abuela Concha Díaz Navas, relatándome cómo lo veía pasar por Capuchinos mientras los vecinos le recordaban sus divertidas burlas y sus coplas más reivindicativas, momentos en que quizá comprendería la relevancia de su creación carnavalesca para unas gentes, que como mi abuela Concha, apenas sabían escribir su nombre y apellidos en un papel, pero que durante su casi 90 años de vida, recordarían al épico murguista y sus coplas, el nombre de la calle en que vivió y su oficio: Diego Villalba, el Bollero.

 

© DAVID DELFÍN

Martes de Carnaval
por Jorge Salinas

Tras la muerte del genio de la Calzada. Tras el inmenso vacío humorístico de una generación que entre frases lapidarias, comparaciones elevadas del humor absurdo y vocablos inventados que hacían de lo cotidiano una pausa para escuchar el sonido más bonito de la creación que es la risa, reside un pensamiento que quiero compartir con vosotros.

Cada vez el termino posmodernidad aparece con asiduidad para nombrar a la época en la que nos ha tocado vivir. La posmodernidad se debe a unos principios básicos fáciles de entender por todos. Redes sociales y Big data son el sustento de un periodo histórico que poco a poco se va adentrando en este siglo XXI. El acceso rápido a la información, la libertad de opinión. La propaganda. Las fake news, bots y corrientes de opinión mueven a un mundo que está constantemente en tensión sin llegar a romperse nunca.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

La comparsa de Alhaurín el Grande, y de Dede Cortés, y de Juani Serrano, y de Víctor y Raúl García y Cía., presentan esta noche en el Gran Teatro Falla de Cádiz su comparsa de 2018. Mucha Suerte!

La comparsa de José Antonio Pino y Manuel Navarro se estrenó en el Gran Teatro Falla de Cádiz con una actuación muy destacable. Enhorabuena!

El Carnaval de Málaga se presenta en FITUR2018 como el gran reclamo turístico de la temporada baja con la representación de la murga ganadora en el concurso de 2017, el grupo de Muñoz Pariente, Tomás García y Raúl Arribas, que este año se presenta

El coro Que este año haya participado en el concurso el coro de Cádiz, Los que se mueren por salir con el gordo, con ese estilo tan desenfadado y humorístico con que los gaditanos han evolucionado su tradicional c

Fallo del jurado del COAC Málaga 2017 con las Agrupaciones que participarán en las Semifinales del Concurso, desde el domingo 12 al miércoles 15 en el Teatro Cervantes.

MURGAS:

Durante los últimos años ochenta comenzaría a recolectarse cuanto previamente se había sembrado.

A mediados de los años ochenta todos éramos andaluces del futuro.  La generación que venía de protagonizar la Transición había asumido una condición relevante mientras el entorno se transformaba sin tregua ni descanso, y el futuro ya no era el día