Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

El poder de los dioses.

Sáb, 05/01/2008 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com




El poder de los dioses

(Diario La Opinión de Málaga, 12 de enero de 2004)

 

Durante la fiesta, a menudo, el disfraz revela más de lo que se pretende ocultar. "Cuando pase febrero, y en el trastero guarde esta ropa, y me lave la cara y los coloretes desaparezcan..., cuando me vista de hombre, y me parezca que voy en cueros, qué será de mí y todos mis sueños" (Los Pioneros con Estilo Propio, 1993). Y en el caso de los dioses carnavalescos, el ritual supone uno de los rasgos más característicos y universales de la fiesta ya que permite representar una inversión transformadora en la identidad social de los individuos.  En Málaga dos ciudadanos son elegidos Diosa y Dios Momo junto a una corte de damas y caballeros para cumplir la función de figuran, entre bromas y veras, como autoridades reguladoras del festivo desorden carnavalesco, aunque lo cierto sea que esta proyección haya sido más representativa que reguladora, más esplendorosa que significativa dentro de la fiesta. Sin duda, nuestra fiesta urbana se ha contagiado de esa enfermedad tan actual de organizar cada acontecimiento callejero casi al milímetro, sin permitir que, por ejemplo, dos ciudadanos elegidos dioses, tengan potestad de decidir arbitrariamente sobre algún aspecto de la fiesta, de ejercer "su poder" y hacer de ello un acontecimiento carnavalesco de primer orden. "Ya sé que los sueños sueños son, y mañana me despertaré, miraré a mi alrededor y después me diré, que sigo siendo el de ayer". Durante los últimos veinte años los diseñadores malagueños al acentuar no solo el lucimiento de los trajes, sino el valor de la temática, han trasmitido con sus creaciones todo el "poder"  necesario para representar el mundo real y el que no lo es. "Te canté un saco lleno de coplas de carnavales, te conquisté con mi guitarra aquella tarde, me disfracé para enamorarte, en este callejón no caben las tristezas. Señoras y señores estos comenzó, en este callejón manda la risa, llegaron los artistas callejeros, que van a robarte un cacho de corazón, cantando por febrero", (Callejón de bohemios, 2003).

 

©  David Delfín

Martes de Carnaval
por Jorge Salinas

Tras la muerte del genio de la Calzada. Tras el inmenso vacío humorístico de una generación que entre frases lapidarias, comparaciones elevadas del humor absurdo y vocablos inventados que hacían de lo cotidiano una pausa para escuchar el sonido más bonito de la creación que es la risa, reside un pensamiento que quiero compartir con vosotros.

Cada vez el termino posmodernidad aparece con asiduidad para nombrar a la época en la que nos ha tocado vivir. La posmodernidad se debe a unos principios básicos fáciles de entender por todos. Redes sociales y Big data son el sustento de un periodo histórico que poco a poco se va adentrando en este siglo XXI. El acceso rápido a la información, la libertad de opinión. La propaganda. Las fake news, bots y corrientes de opinión mueven a un mundo que está constantemente en tensión sin llegar a romperse nunca.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

La comparsa de José Antonio Pino y Manuel Navarro se estrenó en el Gran Teatro Falla de Cádiz con una actuación muy destacable. Enhorabuena!

El Carnaval de Málaga se presenta en FITUR2018 como el gran reclamo turístico de la temporada baja con la representación de la murga ganadora en el concurso de 2017, el grupo de Muñoz Pariente, Tomás García y Raúl Arribas, que este año se presenta

Siete ediciones de La Previa marcan el punto de partida del Carnaval 2018.

Fallo del jurado del COAC Málaga 2017 con las Agrupaciones que participarán en las Semifinales del Concurso, desde el domingo 12 al miércoles 15 en el Teatro Cervantes.

MURGAS:

Durante los últimos años ochenta comenzaría a recolectarse cuanto previamente se había sembrado.

A mediados de los años ochenta todos éramos andaluces del futuro.  La generación que venía de protagonizar la Transición había asumido una condición relevante mientras el entorno se transformaba sin tregua ni descanso, y el futuro ya no era el día