Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

La voz del pregonero.

Sáb, 05/01/2008 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com




La voz del pregonero

(Diario La Opinión de Málaga, 16 de febrero de 2004)

 

Del carnaval es tradición elegir entre sus participantes a quien han de ser sus dioses y asuman una función de autoridad, reguladora para los días que dure la fiesta. Sin embargo, desde la recuperación de la fiesta (1979), la figura del dios Momo y diosa han tenido una proyección más representativa que reguladora, más esplendorosa que significativa dentro de la fiesta, aunque el origen sea el reseñado. Durante este cuarto de siglo, la necesidad simbólica de quien asumiera esa función reguladora y reflexiva ha estado presente en la figura del pregonero. Cuando Julián de la Maza en 1980 (componente de la murga Los Maomas sin "H") se subió al escenario del Eduardo Ocón y leyó su "Justificación histórica de los carnavales",  iniciaba el camino para que cada año la voz de un pregonero nos mostrara el devenir de una fiesta que debía, sobre todo, encontrarse con las vicisitudes de su momento histórico: la Málaga democrática. Un nuevo carnaval para una nueva sociedad. Un objetivo abordado con lucidez por los pregoneros Carmen Abenza (1992) y el Dúo Sacapuntas (1995) de los que a menudo solemos olvidarnos. Sin duda, el mayor logro del carnaval malagueño ha sido su ejemplar adaptación a la ciudad en el final de un siglo y el comienzo de otro. Pero que la dimensión festiva sea pequeña no significa que no esté cumpliendo su función: fiesta callejera, disfraz, coplas... necesidad de subversión social.  Con el pregón de anoche, se ilumina la escena que es la propia ciudad, convertida en plaza pública; un entorno en el que no ha de existir ni escenario ni público, sino una sola unidad de festejantes. Sea usted quien ha deseado ser o, simplemente, decida por una vez ser usted mismo. Recuerde que su libertad es la de los demás festejantes y su voz es la de todos los pregoneros que en Málaga han sido. Feliz carnaval.

 

©  David Delfín

Martes de Carnaval
por Jorge Salinas

Tras la muerte del genio de la Calzada. Tras el inmenso vacío humorístico de una generación que entre frases lapidarias, comparaciones elevadas del humor absurdo y vocablos inventados que hacían de lo cotidiano una pausa para escuchar el sonido más bonito de la creación que es la risa, reside un pensamiento que quiero compartir con vosotros.

Cada vez el termino posmodernidad aparece con asiduidad para nombrar a la época en la que nos ha tocado vivir. La posmodernidad se debe a unos principios básicos fáciles de entender por todos. Redes sociales y Big data son el sustento de un periodo histórico que poco a poco se va adentrando en este siglo XXI. El acceso rápido a la información, la libertad de opinión. La propaganda. Las fake news, bots y corrientes de opinión mueven a un mundo que está constantemente en tensión sin llegar a romperse nunca.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

La comparsa de Alhaurín el Grande, y de Dede Cortés, y de Juani Serrano, y de Víctor y Raúl García y Cía., presentan esta noche en el Gran Teatro Falla de Cádiz su comparsa de 2018. Mucha Suerte!

La comparsa de José Antonio Pino y Manuel Navarro se estrenó en el Gran Teatro Falla de Cádiz con una actuación muy destacable. Enhorabuena!

El Carnaval de Málaga se presenta en FITUR2018 como el gran reclamo turístico de la temporada baja con la representación de la murga ganadora en el concurso de 2017, el grupo de Muñoz Pariente, Tomás García y Raúl Arribas, que este año se presenta

El coro Que este año haya participado en el concurso el coro de Cádiz, Los que se mueren por salir con el gordo, con ese estilo tan desenfadado y humorístico con que los gaditanos han evolucionado su tradicional c

Fallo del jurado del COAC Málaga 2017 con las Agrupaciones que participarán en las Semifinales del Concurso, desde el domingo 12 al miércoles 15 en el Teatro Cervantes.

MURGAS:

Durante los últimos años ochenta comenzaría a recolectarse cuanto previamente se había sembrado.

A mediados de los años ochenta todos éramos andaluces del futuro.  La generación que venía de protagonizar la Transición había asumido una condición relevante mientras el entorno se transformaba sin tregua ni descanso, y el futuro ya no era el día