Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Las Agrupaciones del Concurso de Málaga 2006

Jue, 29/12/2005 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com

Un nuevo carnaval se asoma y con las bolas aún calientes (las del sorteo del concurso, obviamente) se me ha ocurrido hacer, para no liarme mucho cuando esté con el micrófono delante, una pequeña reflexión estadística sobre los participantes de este año. Aunque soy de letras puras y para colmo de los colmos del Puerto de la Torre, siempre he pensado que los números pueden enseñarnos muchas cosas si somos capaces de interpretarlos. Así que ahí va la fría estadística acompañada de mi lectura de ella:

Agrupaciones participantes: 45 (un número bastante elevado si tenemos en cuenta los precedentes de ciclos del carnaval anteriores. No obstante, hay que seguir creciendo, amigachos, hay que llegar a los 100 grupos).
Comparsas inscritas: 17 (parece que los comparsistas se animan. El número aún es bajo pero con tendencia al alza.
Murgas inscritas: 28 (Se mantiene más o menos el número, lo importante es saber si la competencia se abrirá a más grupos. Un carnaval de 30, de 70 o de 80 murgas no sirve si las 80 no son competitivas. Por cierto, esto también sirve para las comparsas)
Cuartetos: 0 (una auténtica “cenicienta” del carnaval. Para mí, verdadero barómetro de lo que tenemos. Cuando haya 8 cuartetos en Málaga tendremos un carnaval insuperable en las demás categorías, yo me entiendo).
Coros: 0 (es decir, como ocurre con los cuartetos, para morirse de asco. Una de las modalidades con más arraigo en el carnaval aunque es verdad que en Málaga no ha habido gran tradición. Echamos de menos a los veleños).

Agrupaciones de Málaga capital: 23
Agrupaciones de la provincia y de otras provincias: 22
(Es decir, por si alguien no se ha dado cuenta, medio carnaval de Málaga no se baña en la Malagueta, significativo, ¿no? Esto significa que cada vez tenemos más atractivo en el exterior. Para mantenerlo hay que seguir respetándoles como lo hacemos, pero eso sí, no estaría mal que algunos grupos se exigieran un poco más a sí mismos).

Después de Málaga, con 23 grupos, las localidades que aportan más grupos al concurso son Marbella (6), Ronda (3), Arroyo de la Miel (2), Alhaurín (2), Estepona (2) y Loja (2). Con sólo un grupo Torremolinos, Campillos, Álora, Torrox y El Salar.
Esto significa un espectacular ascenso de los grupos marbellíes, casi desaparecidos en la pasada década pero que vuelven a aportar gran sabor a nuestro carnaval. Ronda fiel a su cita mantiene el número ascendente de los últimos tres años y el Arroyo, como siempre, aporta sus dos comparsas señeras. Alhaurín, cuna de grandes comparsas, trae este año dos ejemplos de su arte a la modalidad. Es importante que grupos de la provincia con poca tradición en el teatro, que incluso suelen caer frecuentemente en preliminares, repitan. Aman el carnaval y lo demuestran cada año. A poco que mejoren Málaga les rendirá el tributo que merecen por su entrega.
Por cierto, sólo nuestros hermanos granadinos se animan. ¿Qué pasa con las demás provincias? No estaría mal que pensáramos en agrandar nuestras fronteras y promocionarnos más allá de la laguna de Fuentepiedra, de Nerja o de Manilva. Eso nos haría aún más grandes.

Agrupaciones masculinas: 41
Agrupaciones femeninas: 3
Agrupaciones mixtas: 1

¿Sólo 3 agrupaciones femeninas? Es triste pero es lo que hay. No obstante, nos tenemos que dar con un canto en los dientes, ya que en los últimos dos o tres años el carnaval femenino, quitando honrosas excepciones, ha estado ausente del concurso de Málaga.

Murgas infantiles: 1 (El año pasado se sumó a la de Paqui Prieto la del Kike que este año no ha salido. Los niños, la cantera, los carnavaleros del mañana, siguen estando en esa islita, en esa tierra de nadie, queridos por todos, pero olvidados casi siempre. Una pena. Bravo por Paqui y sus niños).

Aunque no me he detenido a contarlos, sí habrá varios grupos nuevos este año. Serán en torno a unos cinco o seis grupos. En ese sentido, se está respetando la media de los últimos años. Sigamos así.

Si hablamos de los números negativos (que también los hay y si no que se lo pregunten a Tapia) este año hay grupos que cambian de modalidad, caso de David Santiago, que no saca su comparsa pero sí saca su murga. Con lo cual restan de una modalidad para sumar en otra. Esto mismo pero al revés le ocurre al Bola de Marbella, que este año no saca la murga pero trae una comparsa. Negativo del tó ya es lo que le pasa a tíos como el Zeio Lanza, es decir, mi menda lerenda, que este año no saca la murga y va a hundir a los pobres de la comparsa de los Gallegos con el bahío que tiene.

Por cierto, por fin un año no he vomitao en las escaleras del ayuntamiento al ver el cartel. Bonito, sí señor. (Carteles feos 21- Carteles bonitos 3).

En fin, en números se puede entender como es un carnaval y como puede llegar a ser el concurso de este año. En números se pueden medir los euros que nos van a costar los abonos (al que los pille) y los euros que se van a ahorrar por toa la cara los que los obtienen de “protocolo”. En números podremos contar las miles de criaturas entre público del teatro, seguidores de la calle, murguistas, comparsistas, dioses, diosas, colaboradores, voluntarios, maquilladores, tramoyistas (señores que trabajan la tramoya, por si hay algún puertotorreño leyendo esto), directivos de la Fundación, periodistas y cronistas, que lucharán por hacer un carnaval mejor y más grande.
En números se pueden medir los días que le quedan al pobre Boquerón para ver sus aletas chamuscadas en la Malagueta. En números se pueden contar las miles de pegas que un año más el Cervantes ha puesto a los malagueños. En números se pueden medir las subvenciones indignas que aportan las instituciones de la ciudad (Ayuntamiento, Diputación y demás). En números se pueden contar los minutos que nuestro Alcalde permanece en el palco el día de la final (teniendo en cuenta que llega con el sexto o séptimo grupo). En números, mirándolos, estudiándolos, interpretándolos, podemos saber el carnaval que tenemos y el que tendremos.
Pero no nos engañemos. Hay un número que nos vuelve locos a todos. Es la verdadera fuente de nuestros deseos y, a qué negarlo, muchas veces también de nuestros problemas. Ese número sigue siendo al que todos nos agarramos en carnaval y sigue definiéndonos. No nos vale otro. Por mucho que miremos el carnaval en números, no hay más número que ese. Ya sabéis todos cual es. No miréis p’atrás que después todos decimos que no y en realidad estamos siempre matándonos por él. Hay que ver la de cosas que seríamos capaces de hacer por ese número. Es nuestro mal y nuestra medicina. Si no existiera nuestros problemas no existirían, claro, que casi seguro que el carnaval tampoco. Visto así, vaya numerito. Hace a quien se lo merece leyenda y convierte a quien no lo merece en villano. Es tirano, cruel, nos hace esclavos. Maldito número… pero, quién lo pillara, ¿verdad?

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

Carlos Murante es el regidor que ha evolucionado la comunicación de las agrupaciones de canto al espectador durante el concurso de coplas con la realización de presentaciones en video proyectadas antes de la actuación

Orden de actuación de la final del concuros de coplas que se celebrará en el Teatro Cervantes.

La obra de Pablo Flores, presentada en el Gourmet Experience de El Corte Inglés, repasa la historia de la fiesta y une a todos los actores bajo una simbología compartida

Y el carnaval regresó a una de las casas por las que ha transitado a lo largo de sus constantes vicisitudes: el Gran Hotel Miramar.

En la localidad italiana de Ivrea, en Piamonte, el carnaval no destaca por sus disfraces o sus carrozas, sino por su batalla campal de naranjas: Battaglia delle Arance, que representa una histórica revolución popular contra los franceses ocurrida

El Carnaval de Binche es un patrimonio vivo y excepcional, un evento popular, humano y social. Ha sido reconocida como "Obra maestra del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad" por la UNESCO en 2003.