Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Plaza de la Constitución

La Plaza de la Constitución es una plaza del centro de la ciudad de Málaga, España.

Se trata de la antigua Plaza Mayor, situada en el corazón del centro histórico de la ciudad, que desde el siglo XV ha sido el espacio público y político de la ciudad por excelencia.

Durante la época nazarí ya era una plaza principal, conocida como la Plaza de las Cuatro Calles o Plaza Pública. Pasó a llamarse de la Constitución en 1812, aunque con el devenir histórico cambió de nombre constantemente: de la Libertad, de la República Federal, del 14 de abril, y de José Antonio Primo de Rivera, hasta la democracia, que retoma el nombre de Constitución.

En el siglo XIX, con la desamortización, sufrió algunas modificaciones. Se demolieron varios inmuebles y se edificaron casas con galerías comerciales como el Pasaje de Heredia y el Pasaje de Chinitas. En la plaza estuvieron antaño el Ayuntamiento[1] (hasta 1869), la Casa del Corregidor, la cárcel y la Audiencia.

Entre los edificios que rodean la plaza destacan el Antiguo Colegio de los Jesuitas y la Casa del Consulado. En 2003, la plaza y la vecina calle Marqués de Larios se hicieron peatonales.

Extraído de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Plaza_de_la_Constituci%C3%B3n_%28M%C3%A1lag...

Martes de Carnaval
por Jorge Salinas

Tras la muerte del genio de la Calzada. Tras el inmenso vacío humorístico de una generación que entre frases lapidarias, comparaciones elevadas del humor absurdo y vocablos inventados que hacían de lo cotidiano una pausa para escuchar el sonido más bonito de la creación que es la risa, reside un pensamiento que quiero compartir con vosotros.

Cada vez el termino posmodernidad aparece con asiduidad para nombrar a la época en la que nos ha tocado vivir. La posmodernidad se debe a unos principios básicos fáciles de entender por todos. Redes sociales y Big data son el sustento de un periodo histórico que poco a poco se va adentrando en este siglo XXI. El acceso rápido a la información, la libertad de opinión. La propaganda. Las fake news, bots y corrientes de opinión mueven a un mundo que está constantemente en tensión sin llegar a romperse nunca.